viernes, 17 de febrero de 2012

Cuentos Infantiles

 
CUENTOS INFANTILES



El  cuento es una narración generalmente breve, de un hecho o hechos reales, legendarios o fantásticos, cuya finalidad consiste, además de entretener y divertir, moralizar. Al hablar del cuento, es difícil sustraerse el recuerdo de la infancia : así, aparecen ante nosotros toda una galería de inolvidables personajes, portador, cada uno de ellos, de una serie de virtudes o cualidades.

Los orígenes del cuento se remontan posiblemente al Antiguo Egipto. El primer relato del que se tiene conocimiento corresponde al que cuenta la historia de dos hermanos, Anup y Bata, encontrado en un papiro de hace unos 3.250 años y que, según un estudio efectuado por Kurt Ranke, ha sufrido más de 700 versiones distintas.

El cuento en cuestión tiene cierta similitud con la historia narrada en el Génesis sobre Adán y Eva : los dos hermanos se querían y ayudaban hasta que la esposa de Anup, la serpiente, vino a tentar a Bata, tratando de seducirlo.



EVOLUCION

La evolución del cuento se remonta a la mitología griega que es sin duda la gran aportadora de personajes y creadora de leyendas que, evolucionadas a través de los siglos y bajo la influencia de las distintas culturas y tradiciones, son indiscutible origen de muchos de los cuentos que hoy conocemos.

La primera etapa de la evolución del cuento son las leyendas, tambien llamados cuentos clásicos en las que se plasman muchos de los temas preferidos de los llamados “cuentos maravillosos”: la aventura del héroe que, para ganar el favor de la princesa o conquistar un Reino, ha de someterse a innumerables pruebas de habilidad o de inteligencia, de las que sale victorioso ayudado por aquellos dioses que le eran propicios.

Este tema es frecuente en los cuentos infantiles, y sirve como excusa para ensalzar al campesino pobre pero valiente, que, en competencia con reyes y príncipes, consigue con astucia o ayudado por la magia de algún hada protectora alzarse vencedor de la prueba y obtener la mano de la princesa.

Respecto al personaje de la bruja, es evidente la gran similitud de Circe, la bruja de Homero en la Odisea, que usando sus artimañas mágicas consigue envolver a Odiseo y retenerlo a su lado mientras convierte a sus compañeros en cerdos, con las brujas de los cuentos de hadas, aunque estas prefieren convertir al príncipe en sapo.

Posteriormente se introduce la intención moralizadora del cuento en las fábulas de Esopo, en pleno siglo VI a.c., quien utilizaba como protagonistas a los animales : esta costumbre de utilizar al mundo animal como protagonista fíe, siglos mas tarde, copiada por el francés La Fontaine, y por todos los grandes recopiladores y autores de cuentos, hasta el presente.

TIPOS


Hay dos tipos de cuentos:
  • El cuento popular: Es una narración tradicional breve de hechos imaginarios que se presenta en múltiples versiones, que coinciden en la estructura pero difieren en los detalles. Tiene 3 subtipos: los cuentos de hadas, los cuentos de animales y los cuentos de costumbres. El mito y la leyenda son también narraciones tradicionales, pero suelen considerarse géneros autónomos (un factor clave para diferenciarlos del cuento popular es que no se presentan como ficciones).

  • El cuento literario: Es el cuento concebido y transmitido mediante la escritura. El autor suele ser conocido. El texto, fijado por escrito, se presenta generalmente en una sola versión, sin el juego de variantes característico del cuento popular. Se conserva un corpus importante de cuentos del Antiguo Egipto, que constituyen la primera muestra conocida del género. Una de las primeras manifestaciones en la lengua castellana es El conde Lucanor, que reúne 51 cuentos de diferentes orígenes, escrito por el infante Don Juan Manuel en el siglo XIV.








ARGUMENTOS

Caperucita Roja

Es un cuento de hadas de transmisión oral, difundido por gran parte de Europa, que luego se ha plasmado en diferentes escritos; llamado así por el hecho de que la protagonista lleva puesta siempre una caperuza de color rojo. El relato marca un claro contraste entre el poblado seguro, y el bosque peligroso; una contraposición habitual en el mundo medieval.

Pinocho

El carpintero Geppetto siempre deseó un hijo. Un buen día talla una marioneta de madera con forma de niño. Antes de estar terminada, cobra vida, es un niño travieso y desobediente al que Geppetto le llama Pinocho.

Blanca Nieves

En el Siglo XVI, en el libro de Giambattista Basile llamado Pentamerone o Lo cunti de li cunti, aparece la historia de Lisa, una niña que con siete años se clava un peine mágico y queda inconsciente. Toda su familia la da por muerta y la ponen en un ataúd de cristal. Con el paso de los años, todos ven como la joven inconsciente crece hasta ser una bellísima adolescente. Una prima lejana, celosa de la belleza de Lisa, decide acabar con ella. Rompe el ataúd y agarra a Lisa del pelo, pero sin querer le arranca el peine, y la joven retorna a la vida. A esta versión aún le faltan elementos como el príncipe, los enanos y el espejo, pero tiene otros que serán importantes e inspirarán la versión que hoy se conoce: La pariente celosa, el peine envenenado, la joven que parece muerta pero duerme.

HANSEL Y GRETEL

La historia tal y como la conocemos de los hermanos Grimm es una versión esterilizada para la clase media del siglo XIX, pero la original era admonición de la dureza de la vida en la edad media. A causa del hambre y escasez constante de comida, el infanticidio era una práctica común en la Edad Media, y en esta historia los hermanos son dejados en el bosque para que mueran o desaparezcan porque no pueden ser alimentados.

Hansel y Gretel eran los hijos de un pobre leñador. Eran una familia tan pobre que una noche la madre convence al padre de abandonar a los niños en el bosque, dado que ya no tenían con qué alimentarlos Entraron en el bosque y se perdieron. Muertos de hambre, vieron a un pájaro blanco que empezó a cantar. Hansel y Gretel lo persiguieron y el pájaro se posó sobre la casita, con los tejados de chocolate, y el vidrio hecho de mazapán. De pronto, una señora abrió la puerta y los niños dejaron caer lo que estaban comiendo. La señora los invita a entrar y les da un gran banquete. La señora, que era en realidad una bruja, quería comersélos. Mientras duermen los chicos la bruja capturó a Hansel y lo puso en una jaula, y obligó a Gretel a hacerle comidas para que, cuando estuviera gordo, comérselo. Después de pocas semanas, la bruja le dijo a Gretel que abriera la puerta del horno, para meter a Hansel, pero Gretel dice «No sé encenderlo». La bruja le dice «Pequeña inútil, así se hace» y prende el horno. La bruja mete medio cuerpo adentro y Gretel encierra a la bruja en el horno, ya que la puerta se abría desde afuera. Gretel corrió a abrirle la jaula a Hansel y se dispusieron a recorrer la casa, llenándose los bolsillos con joyas. Salieron de la casa y no pasó tanto tiempo en encontrar a su padre. Se abrazan los tres, y con las joyas de la bruja vivieron felices para siempre, sin la madrastra

CONTROVERSIAS

Los cuentos en general, como resultado de la imaginación humana, tienen el mismo principio psicológico basado en la necesidad de compartir experiencias, temores, necesidades y vivencias que un ser humano desea compartir con los demás; esta es la base de los argumentos que tratará Jaime.

Dentro de una misma comunidad puede hacer diversas opiniones sobre un tema, así mismo sobre un cuento, la enseñanza, la conveniencia, la edad oportuna para contarlo,  etc.
Cuántas veces hemos escuchado la expresión “cuentos prohibidos”, o no aptos para mayores, y cuántas veces en la historia nos hemos encontrado con la mutilación de joyas literarias y artísticas solo porque su poseedor no las comprende o aprueba.

La universalidad del cuento permite que cada sociedad desenmascare su verdadera naturaleza humana, alejándose de los arquetipos comunitarios que encierran la verdadera esencia del individuo, y el cuento permite así al ser humano reencontrarse con las verdades básicas de la vida.

Los autores de los cuentos escritos son siempre recolectores, investigadores y plagiarios de las tradiciones orales ancentrales de las comunidades. Váidaba al escribir el Calila y Dimna, renuió varios de los relatos ya escritos en aquella remota época de la cuna de la sociedad, en Persia. Los hermanos Grim hicieron recopilación de las historias de alemania y reinos vecinos, el popol buh, fue escrito en castellano por primera vez después de haberse perdido para siempre la cultura maya de que trata, y el mismo García Marquez ha plazmado en su obra los cuentos de sus viejos familiares y paisanos. De esta realidad se puede establecer que los derechos de autor de los cuentos puede estar siempre en discusión, que tal la autoría de El Relato de un Náufrago, narración publicada por nuestro nóbel de literatura.

El cuento infantil actualmente a través de los medios masivos de comunicación, es vulnerable a perder su verdadero autor, su inicial origen, llegando una vez más a ser parte integral de la comunidad que lo lee y lo recuenta. La misma publicación de los nuevos cuentos de escritores actuales que publican relatos de entornos actuales, reconoce en sus autores la inspiración de los grandes clásicos, sea que los leyeran en internet o en un peródico o revista.

Los personajes de los cuentos infantiles pueden ser criticados o aplaudidos cuando llega un cuento a una región distinta de su origen, el recién llegado siempre generará actitud crìtica, espectativa y rechazo, porque se somete a cuestionamientos que las historias propias no tuvieron que enfrentar y generan controversia.

Pero el cambio generacional y la pluraridad de opiniones también genera la crítica a elementos ya conocidos, y ahora no a todos les gusta ya la princesa delicada y sumisa que obedece a pacíficamente a sus opresores, o las botas de siete leguas no le imprimen ya gran valor a quien las usa, y el marquez de Caraváz es cuestionado por depender tanto de su asesor con botas, y llegamos a que el cuento y sus personajes se miran desde diferentes ópticas y obtienen diferentes calificaciones.

Aún más cotidiano, cuando llevamos un niño a otro entorno, un nuevo colegio o la casa de los primos, encontramos que les cuentan cuentos que no nos gustan ni aprobamos y la disputa entre lo correcto adecuado y útil surge nuevamente de la diversidad de opiniones para proteger al escucha de malas influencias cuando es justamente a través del cuento que el escucha debe formar su propio espíritu crítico, su propio pensamiento y su propia modelación, a partir del conocimiento de las experiencias de los otros. Ese es el objetivo del cuento infantil, formar a la persona.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada